Siempre Escocia II

Volvimos a nuestro hotel en Edinburgh, estaba en SouthBrige. Muy cerca del Scotland Museum.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Visitamos el museo durante una mañana, y la verdad que me gustó mucho. No podéis perderos la zona Histórica, con objetos de Robert de Bruce,  William Wallace y Maria Estuardo. Impresionante también la Animal World.

Por la tarde aprovechamos para conocer el Edinburg Castle. Bastante impresionante y bien conservado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al día siguiente teníamos nuestro tour Outlander. La mayoría eramos seguidores de la serie y disfrutamos visitando las locaciones. Pero realmente la ruta puedes hacerla aunque no la hayas visto. Pues los lugares que visitamos merecen la pena.

El tour empezó en el pueblecito de Culross, donde la serie tiene algunas escenas en la primera temporada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continuamos visitando el Doune Castle con sus espectaculares vistas. En la serie Castillo Leoch del clan MacKenzie. Este castillo es uno de los más cinematográficos, también aparece en Juego de Tronos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

De camino a Linlithgow pudimos ver los Kelpies, unas esculturas inspiradas en la mitología escocesa de unos 30 metros.

20190510_125759

Llegamos a Linlithgow un pequeño pueblito por el que pasa el Union Canal que une Edinburgh y Falkirk. Este se construyo en 1842 para transportar mercancias hasta la capital escocesa. Visitamos el castillo donde nació Maria Estuardo. Con unas bonitas vistas y una construcción bastante bien conservada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguimos al siguiente castillo que no es otro que el Blackness Castle. Este es el castillo donde se rodó los azotes que sufrió el protagonista de Outlander de mano del capitán Jack Randall.

Este castillo junto a las aguas Firth of Forth tiene forma de barco, se le conoce como el barco que nunca zarpó y ya en 1449 se refieren a él como cárcel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Terminamos el tour en el lugar más emblemático para los seguidores de la serie… Lallybroch, el hogar de los Fraser. Esta locación se encuentra en el Castillo de Midhope. Es una casa torre no habitada del siglo XVI situada en la aldea de Abercorn.

Antes de llegar al arco de entrada detente a admirar la vista que ofrece la casa señorial desde ahí la encontrarás tal y como aparece en la serie. Una vez te acercas a la fachada, ya puede apreciarse el estado de abandono.

20190510_164541

Lallybroch, Midhope Castle

Una de las noches, quisimos visitar un pub escocés y nos recomendaron el McSorley’s Bar. En el 14 Forrest Road de Edinburgh. Este gigantesco local con varias pantallas para seguir partidos de futbol y otros deportes también ofrece música en directo. Nos gustó mucho.

Uno de los días libres, aprovechamos para visitar Stirling. Cogimos tren en la Waverley Station de Edinburg, el billete nos costó 9£.

En Stirling paseamos hacía el centro buscando la St John Street, para dirigirnos al Castillo. Pasamos por  Holy Rude, iglesia medieval donde tuvo lugar la ceremonia de coronación del rey Jacobo VI de Escocia quien posteriormente se convertiría en Jacobo I de Inglaterra uniendo así las coronas de ambos países. Y nos adentramos un poco por el Old Town Cementery.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Salimos justo en  Mar’s Wark, una antigua mansión del siglo XVI

20190511_114716

Mar’s Wark

Antes de llegar al castillo pasamos por Argyll’s lodging, una casa señorial del XVII.

20190511_115003.jpg

Argyll’s lodging

El castillo de Stirling imponente desde su entrada. Da la bienvenida la estatua de Robert de Bruce.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por la tarde, ya de vuelta a Edinburgh hicimos un pequeño tour a pie por la ciudad, visitando lugares emblemáticos de la ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde SouthBridge  el bus 37 te lleva hasta la Capilla de Rosslyn. Nosotros fuimos un domingo, y nos encontramos que la Capilla abría tarde. Y no quisimos quedarnos a esperar pues ese mismo día regresábamos. Pero es muy fácil llegar y no se hace nada pesado el viaje.

 

20190512_103650

Capilla de Rosslyn desde el exterior.

Sin duda alguna, Escocia merece la pena. Disfruté al máximo de esa tierra y me quedé con ganas de más. Si lees esto y te apetece viajar a esta maravillosa tierra. Contacta con Abuc Viajes, ¡ya estoy organizando el próximo viaje para Mayo de 2020!

 

20190511_201716

Royal Mile, Edinburgh

Siempre Escocia

Cuando decidí hacer el viaje a Escocia, mis expectativas eran muy altas. Siempre he querido visitar esa tierra de clanes, leyendas y highlanders. Y temí que al llevar tantas expectativas, me decepcionara un poco. ¡Pero nada más lejos!

El clan de los 8 llegamos a Edinburgh, sobre las ocho de la tarde. Aún era de día. Genial, porque pudimos disfrutar del entorno hasta llegar al hotel. Nada más entrar en la ciudad, lo que más me sorprendió fue la arquitectura de las casas y los pequeños edificios. (Cuando digo pequeño, me refiero a bajitos). Parecía que entrábamos a otra época. Nuestro hotel estaba en South Bridge, muy cerca de la Royal Mile, Scotland Museum, Edinburgh Castle… En fin, que estábamos super bien ubicados.

Royal Mile. Edinburgh

Royal Mile. Edinburgh

Nos apropiamos de las habitaciones, y bajamos a cenar por South Bridge Street. No andamos mucho, cerquita del hotel tuvimos donde elegir.

A la mañana siguiente salimos rumbo a Skye. Empezamos el tour de 3 días de la mejor manera posible, porque el guía que nos había tocado era la caña. Sevillano, con mucho arte y con muchos datos que contarnos de una manera bastante llana y fácil de retener.

Nada más salir de Edinburgh, ya vimos mucho verde y animales pastando libremente…

20190506_094014

Cuanto más nos alejamos de la ciudad más me envolvía la magia que se respira en ese paisaje de quietud, tranquilidad, paz y buena energía.

Hicimos varias paradas, para admirar el paisaje antes de llegar a la primera ciudad de Skye.  Pasamos por el Glencoe, mientras el guía nos explicaba la masacre que tuvo lugar entre los clanes Campbell y los MacDonalds (la sopa y la hamburguesa).

20190506_111307

Fort Williams, una pequeñísima ciudad, llena de silencio y con un hermoso parque que te invita a sentarte para simplemente respirar.

En Fort Williams teníamos una horita y media para comer. El guía tuvo a bien comentarnos, que el servicio en pubs, restaurantes… es bastante lento. Y nos propuso una alternativa práctica y económica. En el Tesco (supermercado) venden un menú de oferta meal deal que consta de 3 unidades: un sandwich doble, bebida y patatas o postre por 3.99£. Nos decantamos por está opción más rápida que nos permitió sentarnos en el parque, y después tener tiempo para recorrer la calle principal de Fort Williams.

Saliendo de Fort Williams hicimos alguna parada más antes de llegar a Eilean Donan.

20190506_141358

Por fin llegamos a Eilean Donan. Entrada al castillo 7£. Realmente el sitio tiene un encanto especial. Me detuve a contemplar la panorámica del castillo y su lago antes de cruzar el puente, por fin iba a conocer el castillo de Duncan MacRae (l@s que leen a Megan Maxwell, saben de que hablo). Mientras cruzaba el puente escuchaba de fondo el sonido de una gaita, no podía hacer más especial el momento.

20190506_161144

Eilean Donan Castle

No nos dejaron hacer fotos del castillo por dentro. Este fue completamente reconstruido en 1932 por el coronel MacRae. El castillo había quedado completamente derruido y realmente era bastante reciente su reconstrucción, a mi esto me cambio un poco el sentimiento que llevaba, la verdad. Pero esto ya son cosas mías…

Una vez terminada la visita a Eilean Donan Castle, pusimos rumbo al pueblecito donde íbamos a alojarnos en la isla de Skye,  Kyleakin. Nos alojamos en un curioso bed&breakfast, que consistía en un pequeño edificio (parecía una casita de dos plantas) con no más de 10 o 12 habitaciones todas con baño privado. Un edificio contiguo, en el bajo un pub donde servían el desayuno. El desayuno constaba de 3 menús a elegir, iba desde el desayuno clásico con tostadas, huevo revuelto y salmón, hasta el escocés con tostadas, judías, huggies… También había un pequeño buffet donde podías servirte café, zumos, leche y tostadas a tu gusto. Sobre el pub, estaba el albergue, y por detrás la modesta recepción. El dueño, habla español, en general fueron bastante amables.

En el pub servían cena, la cocina suele cerrar a las 21h. Próximo al bed&breakfast hay un restaurante bastante grande y con unas vistas inmejorables al lago, donde cenamos uno de los días y estuvo muy bien también.

20190506_210641

Kyleakin

Al día siguiente, nos adentramos en la isla de Skye hasta Dunvegan Castle, mientras el guía nos contaba la batalla de la tuerta. Entre los MacLeod y los MacDonalds.

El Dunvegan Castle me sorprendió muchísimo. El clima nos acompañó  bastante y la panorámica que ofrecía el castillo fue espectacular. Entrada al castillo 11£.

20190507_104522

Dunvegan Castle

Primero nos dedicamos a recorrer y disfrutar  los jardines, hasta llegar a la parte trasera del castillo donde nos encontramos con unas panorámicas increíbles junto al lago.

20190507_112544

Dunvegan Castle

20190507_112730

Es un castillo reformado (la familia MacLeod  lo habita en ocasiones y tiene zonas privadas). Aquí sí pudimos hacer fotos, podéis apreciar el esplendor de algunas salas.

Seguimos por Skye y paramos a comer en Portree, aquí nos pasa lo mismo que en Fort Williams, tenemos poco tiempo para comer y preferimos utilizarlo para pasear y comer algo rápido con vistas a la bahía. Probamos el fish&chips, en un pequeñísimo establecimiento junto a la bahía. Y la verdad es que el pescado estaba muy bueno.

20190507_141314

Fish & Chips, Portree Bay

Continuamos subiendo por Skye y divisamos el Old Man of Storr, nuestro guía hace una breve parada para subir a pie un pequeño tramo y tener una mejor panorámica. Y seguimos hasta parar para ver el Kilt Rock.

20190507_164657

Kilt Rock. Skye

Os decía que nuestro guía era la caña. Y es que veréis, resulta que era su último tour con el tour operador que contraté las excursiones. Y a modo de despedida, nos alargó el itinerario. Por lo que continuamos más allá del Kilt Rock y bordeamos la parte norte de Skye con parada incluida a este espectacular paisaje…

Otra cosa, que estuvo genial es la acertada selección de canciones mientras acompañaba al paisaje, creo que eso sin duda ayudó a hacer el momento aún más especial.

Último día de tour, dejamos Skye (yo me hubiera quedado un poco más) y pusimos rumbo al Lago Ness. Nessy, no apareció. Pero si disfrutamos de un paseo en barco por el lago hasta bordear el Urquhart Castle (guerrer@s Maxwell, ¡el hogar de los MacKenna!). Fue el único día que amaneció nublado, mientras estábamos en el barco, empezó a llover. Sacamos por fin nuestros impermeables para estrenarlos, aunque fue por poco tiempo. La primera media hora la pasamos en cubierta haciendo fotos y vídeos, pero luego bajamos, a sentarnos a resguardo y a tomarnos algo calentito en la cafetería.

Llegamos a Inverness.

No podéis dejar de visitar la asombrosa librería, Leakey’s Bookshop. Recorrimos la pequeña ciudad, bajo una intermitente lluvia, pero como habíamos leído que los lugareños no suelen utilizar paraguas íbamos bien preparados con nuestros impermeables…

20190508_124523

Leakey’s Bookshop

De camino a Edinburgh, paramos en la pequeña localidad de Pitlochry, un lugar con encanto.

 

Esta sería la primera etapa de nuestro viaje. ¡En breve, publico el resto!

 

 

 

I ♥ Cruceros!

 

¿Alguna vez has viajado en un crucero? Hasta ahora había vendido muchos y oía a mis clientes hablarme maravillas de ellos. Veía como los primerizos caían rendidos al influjo crucerista,  y se convertían en repetidores. Pero nunca sucumbí a la tentación.

Siempre he pensado que estar en un “resort” con pulserita las 24h no era mi forma de viajar y conocer un país. Hasta la primera vez que pisé un resort en la Riviera Maya… Entonces entendí que hay momento para todo, en esta vida…

El 05 de mayo, embarqué en el MSC ARMONIA, no es de los más grandes, pero no le falta de nada.

msc

MSC ARMONIA

piscina

Piscina MSC Armonia

cubierta

casino

Casino MSC Armonia

En honor a la verdad, no me dejé llevar al 100 en el tema animaciones y demás fiestas temáticas que hacía el barco. La verdad es que iba bastante por libre. Cada uno coge lo que le interesa, pero desde que te levantas hasta que te acuestas hay todo un abanico de actividades de todas clases. En mi caso me dediqué a hacer excursiones durante el día y por la tarde / noche, teatro, cena y cócteles en cubierta -¡Lujazo máximo, poder tomarse una piña colada en cubierta viendo las estrellas y con la brisita del mar mientras navegas viendo la estela que deja el barco!- Vale, mi nivel de estrés es considerable y estás cosas me pueden mucho.. ¿qué queréis que os diga…?  😉 –

libro

Primera recomendación, no subas al barco sin el todo incluido. Es gloria bendita, sacar la tarjetita de la habitación cada vez que pides algo y ver que la cuenta sale a 0€.  Nosotros íbamos un buen grupo, y todos cogimos el todo incluido. Cuando nos encontrábamos en alguna terracita del barco y nos pedíamos la piña colada de turno, daba gusto sacar la tarjeta y decir, ¡ya invito yo! Una piña colada sin alcohol 5.95€…para que te hagas una idea…

piña

En el restaurante buffet, había una máquina de hielo y agua, que podías servirte lo que quisieras… pero si llevas el todo incluido, puedes pedirte el agua embotellada y cualquier bebida que te apetezca que te la traen a la mesa.

El personal es lo más solicito que he encontrado nunca. Nuestro camarero de habitación, una pasada de amable. Se pasaba el día haciéndonos la habitación y cambiándonos las toallas. Hasta que le dijimos que no era necesario tantas veces, la nuestra podía saltársela por la tarde. Los camareros de restaurantes súper amables y atentos. Si os pasan un cuestionario donde debéis indicar el número de camarote y evaluar el servicio no dudéis en hacedlo, a ellos les va muy bien. – Sayida the best!-

Cada noche os dejan el diario de a bordo del día siguiente. Ahí encontraréis toda la información importante desde horarios, clima, horas de llegada y salida del puerto, vestimentas para las fiestas temáticas, horarios del teatro, y un largo etc.

 

Si en alguno de los puertos no llegáis hasta el mismo muelle y el desembarque es en lanchas, no olvidéis que para bajar por vuestra cuenta hay que coger turno de desembarque. Consejo, antes d ir a dormir o  desayunar pasad por la recepción, a coger turno… así luego vais a tiro hecho y seréis de los primeros en desembarcar.

Por cierto, los últimos días del crucero, las tiendas del barco hicieron una especie de mercadillo en las zonas de tránsito con ofertas realmente interesantes. Los descuentos no están aplicados en el precio de los artículos así que no dudéis en preguntar a los dependientes. Nosotras aprovechamos la oferta en bolsos con un 75% de descuento, compramos bolsos de marca desde 40€…

Con un crucero no puedes conocer al 100×100 un lugar, sólo te da tiempo a una leve pincelada de cada zona de desembarque. Por eso, si eres de los que les gusta ver los lugares a fondo pero te llama el tema crucero, intenta elegir una ruta que sea más suave en cuanto a cosas para ver. Para que no te quedes con la sensación de no haberlo visto todo. Por ejemplo, yo hice el Caribe viendo La Habana, Belice, Roatán, Costa Maya y Cozumel. Es una ruta que ofrece excursiones culturales a distintas zonas arqueológicas mayas y a la vez puedes ver alguna playa paradisíaca del Caribe. Pero no ofrece inmensas ciudades sin fin, son zonas concretas, fáciles de acceder y de visitar en un tiempo estándar. A mi me gusta la playa, y esta ruta también me vino bien, pero hay otras menos Caribeñas e igual de cómodas para hacer en crucero – Pásate por mi oficina y te asesoro 😉 –

Nuestro itinerario lo planifique así: La Habana: visita a tope de la ciudad. Navegación: disfrute del barco – Este día ahora lo veo de otra manera. Creo firmemente que es necesario para relajarte, disfrutar, desestresarse, conocer el barco y aprovechar todo lo que te ofrece. -¡Un buen libro, una hamaca en un lugar poco transitado (en nuestro barco era en popa) y una piña colada… no digo más!- Belice: Zona arqueológica de Altún Ha y panorámica de la ciudad (la ciudad en realidad, no tenía mucho atractivo turístico así que la panorámica nos vino bien). Roatán: visita a la West Bay (a mi me apetecía relajarme en una playa del Caribe. Pero también te ofrecen mini tours por la isla). Costa Maya: Zona arqueológica de Chacchoben y tiempo libre en la playa de Mahahual. Cozumel: ya lo conocía así que me lo tomé de relax. Pero te ofrecen buceo, delfines…. Habana: resto por visitar y últimas compras. Esta es una ruta bastante relajada, pero que en vez de ofrecerte en todos los puertos las mismas excursiones de playa y visita por una ciudad isleña, típico de un crucero por el Caribe. Puedes alternarlo también con excursiones a zonas arqueológicas, para contrarrestar el relax del playeo con algo cultural.

Mi conclusión, si tu nivel de estrés es alto, te apetecen vacaciones pero sin llevar la maleta a cuesta todos los días o simplemente eres de los que disfruta viajando cómodamente viendo lo esencial. Viaja en crucero. Es cómodo, desestresante y muy entretenido. Si te lo montas bien, ves muchas cosas.

Me he enamorado de los cruceros. No sé si el mar Caribe, con esa paz y tranquilidad ayudó mucho al idilio. Pero pienso averiguarlo pronto con un próximo crucero por otros mares. Ya os contaré…

Os dejo este link con un vídeo de uno de los mejores momentos de mi crucero… AQUÍ

noche

 

Mi método… “Las Listas”. ¿Cómo preparas tu equipaje?

Lista blog

Preparar un viaje, tiene sus preocupaciones. El temor principal es no olvidarse nada. Envidio a la gente que prepara todo en un pispás sin mucha preocupación. ¿Cómo lo hacen?

Yo tengo mi método… “Las listas”. Llámame antigua, pero además las hago en papel. Me encanta eso de ir tachando. Básicamente hago dos, “La Compra” y “No Me Olvide”. Con la tecnología he ido añadiendo algunas notas de voz por si la inspiración me pilla por ahí. Lo grabo y luego lo anoto (manualmente, sí) en La Lista correspondiente.

Generalmente en los grandes viajes, me organizo así:

  • Bolso (grandecitos, tipo Mery Poppins): cartera, documentación viaje, móviles (soy autónoma y mi trabajo va conmigo a todas partes, así que llevo 2), gafas de sol y de lectura, un buen libro (para viajes largos <y para cortos, casi que también>), clínex, mini botiquín (con lo indispensable para urgencias), auriculares, pintalabios… Y paro aquí, porque ya pesa lo suyo. Aunque puede que al final aun acabe entrando algo más.

  • Maleta de mano: pijama, varias mudas (una de ellas, lo que tengo pensado ponerme al día siguiente), un par de zapatos, ropa íntima y CARGADOR DEL MÓVIL (esto en mayúsculas, para que no se me olvide) y si vas al Caribe, un bikini. No vaya a ser, que se pierda la maleta y me quede el primer día sin “pisci” o playa de  aguas turquesas..

  • La Maleta: Aquí ya libre albedrío. Soy de las que piensan sus “outfits” mentalmente antes de cualquier viaje. Mentalizo cada modelito, y voy completando la Lista NMO. Así la empiezo, luego ya voy anotando durante los 15 días previos a la salida, todo lo que se me va ocurriendo. Adaptadores para los enchufes (esto de lo primerito siempre), neceser (peines <las que tenemos pelo rizado, probablemente usamos más de uno…>, cremas, champús, acondicionador, espuma, secador de viaje, más botiquín (en mi botiquín nunca falta, ibuprofeno, paracetamol, fortasec, suero oral y crema para picaduras. En algunos de mis viajes más largos, he sufrido algún malestar que me impedía prácticamente comer, y agradecí el suero oral porque me mantenía hidratada), cepillo dientes, pasta, pinzas (de todo tipo), gomas de pelo, horquillas… (¿se nota que voy haciendo mi NMO mientras escribo el blog?), ah anoto, hilo dental (que no falte de ná) 😉

Abuconsejos:

Cuando viajo fuera de Europa, suelo llevar una fotocopia del pasaporte. En algunas ocasiones, no es necesario ir con el pasaporte a cuestas (dependiendo del país). Así que lo dejo en la caja fuerte y suelo llevar la fotocopia y el DNI. No me quiero imaginar perdiendo el pasaporte en un viaje. Hasta ahora ni a mi ni a ningún cliente nos ha pasado. Pero para estos casos, debes tener a mano el número de tu asesor/a de viajes y de la embajada.

Otra manía que tengo, es embalar la maleta. Empecé a hacerlo cuando viajaba con esas maletas con infinidad de cremalleras  y bolsillos secretos por fuera, para prevenir que nadie metiera nada indebido en mi maleta y luego llevarme algún susto. Después seguí haciéndolo, primero porque protege de raspones la maleta (llámame friki) y luego, porque es una manera rápida de saber que mi maleta ha sido abierta durante el proceso de subirla o bajarla del avión. Si la llevas embalada y la han abierto, lo notarás enseguida y en esos casos NO DEBES SALIR DEL AEROPUERTO sin la denuncia pertinente y el PIR (Parte de Irregularidades) indicando claramente lo que ha pasado y si hay algún desperfecto o falta algo. A mi tampoco me ha pasado nunca que falte algo, pero imagínate llegar al hotel y darte cuenta que te faltan cosas de la maleta… ¡menudo lío! Para empezar al haber salido del aeropuerto, no tendrás el PIR y es más complicado demostrar que faltan cosas. Supongo que en ese caso también te va bien, tener a mano el teléfono de tu asesor/a de viajes para que vaya estudiando y dando parte de la situación mientras tu disfrutas de tus vacaciones 😉 Porque la batalla con la compañía aérea después será a base de persistencia. (Un buen seguro también te salva de muchas de estas cosas)

La verdad es que soy de las que hacen la maleta la noche antes del viaje. Pero la hago tranquila porque confío en mi “Lista”. ¿Cuál es tu método?

 

 

NMO

 

Verde que te quiero Verde… Sao Miguel, Azores

Se me ocurre, que puede ser divertido, recibir colaboraciones en este blog. Así que esta es la primera entrada de una #AbuceritaViajera que quiere colaborar en el BlogdeAbuc. 

Marta nos brinda su experiencia en la isla de Sao Miguel en las Azores. Conozcamos pues, un poquito de esa isla de la mano de Marta…

Azores

Este año, y de forma inesperada, se presentó la oportunidad de hacer turismo ecoLagoa do Fogológico. Una amiga y yo habíamos pensado ir a la isla de Cerdeña, pero a última hora surgieron inconvenientes y hubo que hacer un cambio de planes. Y con tan poco tiempo no se nos ocurría nada hasta que Abuc nos propuso ir a las islas Azores. De entrada nos sonó muy bien, con ganas de vacaciones y sin apenas tiempo de buscar destino pues nos gustó la idea, pero cuando vimos el plan de ecoturismo, quedamos entusiasmadas. Así que para allí nos fuimos.

Destino: Sao Miguel

También conocida como isla verde, la mayor de las islas del archipiélago de las Azores está llena de oportunidades para los amantes de la naturaleza.

Aterrizamos en el aeropuerto de su capital, Ponta Delgada, y cuando llegamos al hotel estábamos deseosas de inspeccionarlo todo. Una ciudad colonial llena de gente amable que hace que te sientas como en casa, y con unos edificios que te transportan a otra época.

ponta delgada

Ponta Delgada

Porta da Cidade

Portas da Cidade, Ponta Delgada

La comida allí es exquisita además de bastante económica, no importa dónde vayáis a comer, os atenderán de mil amores y la relación calidad precio es muy buena en cualquier sitio.

comida

 

 

En los bares del puerto el precio es algo superior, pero también merece la pena. La última cena la hicimos en “Mercado de Peixe” y es muy recomendable, pero cualquiera que encontréis en el centro o a pie del puerto os encantará, porque el servicio y la calidad son iguales en toda la isla.

 

 

La temperatura en el mes de julio oscila entre los 16 y los 29 grados. Dicen los que viven allí que en un día tienes las cuatro estaciones, y la verdad es que es cierto, en el mismo día te encuentras con temperaturas bastante fresquitas por la mañana y a medio día sol y calor, pero sin agobiar. Es bueno llevar siempre una rebequita encima porque en cualquier momento te hace falta y puede que incluso llueva. A nosotras solamente nos llovió en un par de ocasiones pero nada relevante. ¡Ah! Y es una ciudad muy segura, delincuencia prácticamente “0”.

Para moverse por la isla la mejor opción es alquilar un coche, los precios son más o menos los mismos que en la península y podrás parar en cualquier punto del camino siempre que te apetezca, y te aseguro que te apetecerá. Hay líneas de bus hacia cualquier punto pero los horarios nos limitaban bastante y optamos por el coche.

 

 

Las carreteras allí están vestidas de hortensias, y ofrecen un viaje extremadamente placentero y, oye, ¡que te apetece perderte!

 

 

¡No importa!. Es muy fácil llegar a cualquier punto porque está todo bastante bien indicado.

Nosotras solamente tuvimos un percance para llegar a Lagoa do Fogo, porque el GPS nos llevó por una ruta senderista, pero encontramos a otros visitantes que nos indicaron cómo llegar.

Lagoa do Fogo

Lagoa do Fogo

do fogo2

Lo mejor es dirigirte a Caldeira Velha, que es un parque natural con piscinas naturales de agua caliente y fría al que se puede acceder por 2,00€, y que está a 10 minutos del lago que es espectacular ¡mi favorito!, que está más o menos en el centro de la isla.

Caldera Velha

Caldeira Velha

Caldera Velha2

No dejéis de visitar el lago Congro, un lago no muy grande, pero en un entorno casi mágico que nos enamoró al instante, curiosamente no es de los más visitados.

lago congro

Lago do Congro

Lagoa do Congro

Otra parada obligatoria es lago Sete Cidades, el más grande de la isla, formado por dos lagos, uno más grande de color azul y otro un poco más pequeño de color verde y que están unidos.

Cete

Sete Cidades

Cete2

Sete

De camino hay unos miradores que ofrecen unas vistas espectaculares, pero sin duda las mejores fotos las haréis desde un hotel abandonado que en su época fue un hotel de lujo, Hotel Monte Palace; está a pie de carretera de camino al lago donde encontraréis multitud de gente haciendo fotos y visitando el hotel.

 

También debéis visitar Furnas, una pedanía donde hay pequeños cráteres volcánicos en cuyas calderas se prepara un cocido muy típico. Personalmente el lago Furnas no fue el que más me gustó, pero merece la pena visitarlo.

furnas

Furnas2

No tengáis miedo de caminar por la montaña, Sao Miguel ofrece unas rutas senderistas como la de Sanguiño que son espectaculares. En Sanguiño encontraréis dos emplazamientos con una cascada cada uno, y son imprescindibles de visitar, no os marchéis de allí sin verlo.

Sanguinho.jpg3

Y por último, tenéis que ir a ver los delfines y las ballenas, hay infinidad de puntos de información donde os ofrecerán el servicio.

final

¡¡Una semana sabe a poco allí!!

Gracias a Marta por el post y fotos y a Karen por las fotos.

The Hole Zero, ¡No te la puedes perder!

Hoy, vengo con prisa pero no quería dejar pasar la oportunidad de hacer una recomendación. Si tenéis oportunidad no dejéis de ir a ver el espectáculo The Hole Zero.

1

En estos momento se representa en el Coliseum de Barcelona, pero próximamente estará en otras ciudades.

2

Coliseum de Barcelona

The Hole Zero es la tercera parte de la Saga The Hole. Pero no importa si no has visto las dos primeras, porque podrás disfrutarla igual. En esta ocasión la fiesta nos traslada hasta Studio 54 en Nueva York en la Nochevieja de 1979.

3

La maestra de ceremonias “La Terremoto de Alcorcón”, súper divertida y cómica,  los fabulosos e increíbles espectáculos acrobáticos,  los cantantes y demás personajes te hacen disfrutar de principio a fin de un divertidísimo espectáculo con un toque picantón.

¡No te la puedes perder!

Si te animas, ¡hazte una foto en el photocall y compártela con nosotros, en comentarios del blog o de nuestro facebook!

4

Photocall

Hello Londres!

Este año, me decido a conocer Londres.
Soy de la opinión que los viajes y los libros tienen su momento. Y que ese momento surge, no hay que imponerlo. Así que cuando un destino te llama… ¡Ábrele la puerta! 😉

18274967_10155265271074197_6982961952394261855_n

Big Ben. Londres

El día que empecé a organizar el itinerario pensé < imposible verlo todo en tres días>. Sólo intentando cuadrar tiempo y zonas me estaba estresando.
La experiencia de viajar me ha enseñado que para disfrutar el viaje, también hay que dejarse llevar un poco. Recuerdo mi primer viaje al extranjero. Llevaba planificada la ruta y los lugares que quería visitar al detalle. Iba cargada, de todo tipo de información de los lugares de interés. Información que sacaba de internet, y me ponía a leer cuando estaba en el sitio. Una loca de la organización, y un defecto profesional. Ya apuntaba maneras, la guía que llevo dentro… Pero un buen amigo me hizo ver, que a veces para descubrir un bonito lugar, había que dejarse llevar. Y que quizá el lugar con más encanto era el que te sorprendía de repente, sin haberlo buscado. Así pues, me organicé un poco mentalmente las zonas imprescindibles para visitar y el resto, fue surgiendo.

18403300_10155288145359197_6322772244814864688_n

¡Documentación preparada!

Reservé el viaje, con bastante tiempo de antelación, me aseguré un buen precio de avión y conseguí una buena oferta en un hotel céntrico bastante bien ubicado, próximo al Museo Británico (aunque nada pretencioso). Mi vuelo salía desde Barcelona con una compañía Low Cost. Al llegar al aeropuerto de Gatwick tuvimos que coger la lanzadera, hasta la terminal principal donde se encuentra la estación de tren. Fue bastante fácil. Una vez, en la estación nos fuimos directas a la máquina expendedora de billetes. La verdad es que había una cola tremenda, y bastante alboroto. Había personal que en teoría trataban de ayudar a sacar los billetes, pero lo que hacían realmente es darte más prisa que otra cosa.
Tenía claro que prefería pagar un poco más, pero llegar más rápido al centro y más cómoda. Así que sacamos el billete con el Gatwick Express hasta Victoria Station. En ese momento entre las prisas y el idioma, no nos dimos cuenta de la posibilidad de sacar un billete en grupo, que salía un poco más económico. Siendo tres ya es posible.

Para el transporte público, la tarjeta Oyster, en realidad es muy cómoda. Recargas la tarjeta (5€ se quedan como depósito, si después la devuelves te lo devuelven). Y la puedes hacer servir tanto en metro como en bus. Las puedes recargar en las estaciones de metro en las máquinas de billetaje. Es fácil y práctica.

20170719_123936
El transporte en Londres es bueno. La opción de metro es a priori la más fácil de averiguar. Aunque para mí, al contrario que en otras ciudades, donde quizá por tamaño son mucho más sencillas. Aquí me daba la sensación que cruzábamos media ciudad, para ir de una línea a otra. Un agobio de calor, de escaleras y de gente. Es por eso, que cuando descubrí la facilidad de la red de autobuses, no había quien me bajara de ellos. Fácil, súper cómodo, y además aprovechas para ver cosas. No voy a explayarme en contar como funciona (si hay alguien interesado, que me envíe un mensaje o pase a verme por la oficina < Abuc Viajes, Av. Sant Jordi, 12 Roda de Barà (Tarragona)>, estaré encantada de organizarle su viaje a Londres 😉 ) Sólo os diré, que la cosa va de marquesinas con mapas, señalizaciones con bolitas rojas y letras. ¡Facilísimo! 🙂

18424056_10155288148694197_2829791436170524884_n

¡Con el bus a todas partes!

Yo soy muuuy de museos, me encanta conocer la historia de la ciudad o país que visito. Entré en el Museo Británico (entrada gratuita). Y no diré que no me gustó, pero tampoco me resultó imprescindible para la primera visita a la ciudad. Había muchas cosas interesantes de cualquier parte del mundo. Pero a mí, cuando viajo a una ciudad por primera vez, me gusta descubrir cosas que tengan que ver con la cultura de esa ciudad en concreto. En esta ocasión como lo teníamos al lado, era gratis y no viajaba sola, (hay que hacer concesiones) lo visitamos. Así que el museo de Londres, queda pendiente.

18425554_10155288146069197_336662101026342963_n

Museo Británico

18403200_10155288147049197_4247246642088368778_n

Zona Egipcia. Museo Británico

Desde Picadilly, hasta Buckingham Palace puedes ir perfectamente andando, pasarás por St James Palace y llegarás hasta el Queen Victoria Memorial.

18010759_10155288148204197_1653419877387853353_n

Queen Victoria Memorial. Al fondo Buckingham Palace

 

A la derecha Green Park, en frente el Buckingham Palace y a la izquierda St James’s Park. Desde allí hasta el Big Ben, El parlamento y la Abadía de Westminster, son 15-20 minutos andando. Un paseíto, si te entretienes haciendo fotos en St. James Park.

18403356_10155288148834197_6456164973259876128_n

Si coges la George Street Parliament podrás hacer la típica foto de Londres, con la cabina telefónica y el Big Ben de fondo.

18274967_10155265271074197_6982961952394261855_n

Desde el Westminster Bridge, se ve perfectamente el London Eye.

18403022_10155288154124197_5031006174107127195_n

London Eye desde Westminster Bridge

Desde aquí caminamos bordeando el Thames dirección Trafalgar Square. En Trafalgar tienes la National Gallery.

18446726_10155288154369197_2890360268426686683_n

Trafalgar Square

Llegamos a la Torre de Londres en autobús, cruzando el Tower Bridge y pasando por La City.

.facebook_1500464040255

Torre de Londres

18403489_10155288155199197_4429819668887611930_n

Torre de Londres

18485351_10155288154994197_1659965071764157931_n

Tower Bridge

De esta zona, me quedé con las ganas de  bajar al Borough Market. Se trata del mercado más antiguo de Londres. Se sabe que desde 1014 en esta zona había un mercado dedicado a la compra-venta de productos y ganadería. Así que hablamos de un mercado con más de 1.000 años de historia. Recomiendan ir de martes a sábado que es cuando esta todo abierto (domingos y lunes sólo los restaurantes). No muy lejos está el Pub The George Inn, que frecuentaba Charles Dickens.

Desde la Torre de Londres si coges el bus nº15 puede que tengas la misma suerte que nosotras y te toque uno de esos antiguos. El 15 te deja en la Catedral de St Paul.

18424069_10155288155599197_6080091986091801104_n

20229104_10155612456814241_4111642172781883422_n

Catedral de St Paul

Para llegar a Camden el metro es buena opción. En realidad es una visita obligada, si no has estado. Pero para los que no son fanáticos de las compras, y les agobia el bullicio de la gente, no será una visita muy larga.

18425305_10155288156949197_4896465138249595839_n

Camden

18447312_10155288156714197_4997920992044673395_n

18403379_10155288156189197_1583956845336474316_n

Recomiendo el Poppies Restaurant, el fish and chips estaba muy bueno. Y el local, era muy chulo, decorado al estilo retro. El personal muy amable.

18446984_10155288157209197_2607823907600598361_n

18424137_10155288157609197_4059417567043092024_n

18423771_10155288158029197_8280405488937296766_n

Fish and Chips. Poppies Restaurant. Camden

También visitamos el museo de Sherlock Holmes que está en el 221 de Baker Street.

18222221_10155268388724197_4353560600388296130_n

Se trata de visitar una casa-museo de varias plantas ambientada en el hogar del famoso detective. La verdad es que está muy logrado, hasta el mínimo detalle. La entrada nos costó 15£18403186_10155288178439197_352863062185796067_n

20228561_10155612473459241_3894366129943845531_n

18447135_10155288178999197_3680178685460738009_n

 

El lunes por la mañana visitamos Hyde Park, no sé si fue casualidad o no. Pero allí habían varios grupos de Horse Guards haciendo entrenamientos que nos tuvieron entretenidas un rato.

18447308_10155288179329197_591299950657399450_n

El parque muy grande y bonito. Aunque no lo recorrimos entero…

18425375_10155288179934197_6987083223953948512_n

18403132_10155288180164197_5700215163691373860_n

Hyde Park

También nos acercamos hasta Harrods.

18403497_10155288224934197_1522456071152117377_n.jpg

Harrods

Recomiendo mucho visitar Covent Garden, es un barrio bonito, con encanto. Busca Neal’s Yard, esa placita escondida y tan colorida.

18882293_10155359111199197_2679292952725485963_n

Neal’s Yard. Covent Garden

Covent, fue de los lugares que más nos gustó. Buen ambiente, con encanto y con gran variedad de locales para comer todo tipo de comidas internacionales.

 

18486281_10155288183169197_4930419359581214641_n

Covent Garden

18447339_10155288183334197_7965081735022023886_n

Plaza Covent Garden

18485917_10155288183954197_4032768215846690064_n

Apple Market. Covent Garden

Covent Garden, Leicester  Square y el Soho, son zonas continuadas de buen ambiente y con buenas opciones para comer. Entre Leicester Square y el Soho se encuentra el barrio Chino.

18403197_10155288192949197_2451147159685932627_n

Chinatown

A los salseros, les diré que nos quedamos con las ganas de entrar en el bar SALSA. Había una cola tremenda, se pagaba 10 libras por entrar. Pero parecía tener buen ambiente. Nosotras, después del tute que nos dimos, renunciamos a alargar la noche. Preferimos aprovechar al día siguiente para levantarnos tempranito… Las consecuencias de viajar de sábado a lunes y haber madrugado para coger el primer vuelo.

 

En resumen LONDRES siempre es un acierto, me quedaron pendiente algunas cosas. Es una ciudad grande como para visitarla enterita en 3 días. Pero aprovechamos al máximo el tiempo, y lo que nos quedó es la excusa perfecta para volver.

18446919_10155288183514197_2706344578540463805_n